Con el paso de los años hay que mejorar el cuidado de los riñones

Con el paso de los años hay que mejorar el cuidado de los riñones

- in Salud y Belleza
0

insuficiencia-renal

Muchas personas creen que con el paso de los años, los riñones empiezan a funcionar mal, en forma “natural”, como fenómeno asociado a la vejez.

Esa creencia conduce a mucha gente a una conclusión más errónea aún, y peligrosa: “Si de todas maneras se deterioran los riñones y la enfermedad renal es inevitable; ¿para qué cuidarlos?”

Esta falacia es costosa porque, además, la enfermedad renal está asociada con enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial y la diabetes, además del deterioro de la función renal –el filtrado de la sangre por los riñones– que por sí mismo es capaz, en su estadío más avanzado, de poner a la persona ante la necesidad de un trasplante o un tratamiento de diálisis para continuar con su vida.

Sin embargo, el conjunto de factores que lesionan al riñón y favorecen el deterioro de su función, son en gran parte prevenibles. Y por eso es clave el cuidado de los riñones, a toda edad, pero cobra mayor importancia cuando se hace tempranamente.

“El transcurso de los años trae consigo un cierto deterioro natural de la función renal , y que no necesariamente representa un riesgo para su salud si se cuida y observa medidas de prevención –sostiene el doctor Felipe Inserra, médico nefrólogo y Director de Programas de Salud Renal de Fresenius Medical Care Argentina.

“La mayoría de los pacientes añosos tienen una función renal que es normal para su edad, sólo que si se pretende que sus parámetros de referencia sean los mismos que para los más jóvenes, se termina haciendo un diagnóstico errado, porque se confunde el envejecimiento de los riñones que se produce junto al resto de los órganos con la enfermedad renal”.

“También es cierto que cuando existe enfermedad renal crónica avanzada el proceso de envejecimiento del organismo se acelera notablemente, otro de los motivos por el cual debemos evitar o retardar la pérdida de la función renal”.

FACTORES DE RIESGO Y PREVENCIÓN

La edad es un factor de riesgo para la enfermedad renal crónica. De hecho en la población de entre 30 y 59 años de EE.UU. y Canadá hay un promedio de prevalencia del 7,2%, mientras que de los 60 años en adelante los valores trepan al 23% en EE.UU. y al 35% en Canadá.

Pero no es un factor de riesgo necesario, ni suficiente, como lo demostró en 1993 un estudio del doctor D. Fliser publicado en el Journal of the American Society of Nephrology, al hallar que en ausencia de hipertensión arterial y con una dieta normal en proteínas, no hay progresión del daño renal.

Los mecanismos que participan del deterioro de la función renal no son exclusivos de la edad: son el “combo” entre diabetes, hipertensión arterial, dislipemia y obesidad (que producen un cuadro de alteraciones orgánicas conocido como “síndrome metabólico”), el tabaquismo, el estrés oxidativo, el sedentarismo, una lesión renal aguda agregada. Las medidas de prevención tanto del deterioro vascular como de la pérdida de función de los tejidos del riñón pasan por mantenerse activo y con un peso saludable, una dieta baja en sodio y adecuada en proteínas y grasas, el tratamiento precoz de la hipertensión arterial, el control de la glucosa en las personas diabéticas y el tratamiento médico cuando haga falta con drogas bloqueantes del sistema renina-angiotensina.

Otras medidas generales que ayudan a prevenir la enfermedad renal son la lucha contra el sedentarismo mediante un programa de ejercicios físicos adecuado, el consumo de alimentos que contengan antioxidantes (como las verduras de hoja y hortalizas como la zanahoria), evitar el cigarrillo, y ser sumamente cuidadosos con el consumo de medicamentos, especialmente los antiinflamatorios no esteroides (aspirina, paracetamol, ibuprofeno, diclofenac, por citar los más conocidos), que no por ser de venta libre dejan de ser nefrotóxicos si se usan indiscriminadamente.

You may also like

Juzgado decreta auto de formal procesamiento para 19 estudiantes de la UNAH

El juzgado de Teguciglapa ha determinado este viernes