Vestida para conquistar: bikinis que no te puedes perder

Vestida para conquistar: bikinis que no te puedes perder

- in Moda
0

 

1032034

No hay pretextos. La piel exige Sol y es momento de consentirse con un poco de color y coquetería. Los bikinis retornan a los escaparates y el guardarropa no debe omitir su presencia. Los días calurosos tocan a la puerta y con éstos las tendencias internacionales que presumen de atractivos estampados que te harán lucir siluetas de ensueño, siempre apostando por un porte elegante, juvenil y bastante femenino.

¿En qué consiste el uso del bikini? Aunque ahora se relaciona inevitablemente como una prenda básica para entornos calurosos, principalmente en la playa e incluso eventos deportivos, por la comodidad y fortaleza de los textiles utilizados en su confección y el respiro que brindan a la piel, lo cierto es que los actuales diseños no son más que el reflejo de una libertad femenina en la moda.

La popularidad de esta vestimenta se dio hasta los años 60, esto por razones de ética más que de estética; sin embargo, gracias a factores tan influyentes como las grandes divas del cine, los medios de comunicación y la apertura política y social de occidente, su aceptación comenzó.

Se dice que una bailarina del Casino de París, Micheline Bernardini, fue la primer modelo en posar con bikini.

El inventor de la prenda, Louis Reárd, tuvo que recurrir a ella porque ninguna modelo profesional se atrevía a lucir una prenda tan destapada.Fue ella quien sugirió a su creador este nombre, alegando que iba a ser “más explosivo que la bomba de Bikini”. Con Brigitte Bardot y sus descansos en Saint Tropez y Cannes luciendo un bikini, se desencadenó la promoción de tal prenda.

Su papel en Y Dios creó a la mujer, en 1957, animó a decenas de mujeres a usarla. Así mismo, la colaboración del cantante Brian Hyland y su canción Itsy Bitsy Teenie Weenie Yelow Polka Dot Bikini despierta entre las adolescentes americanas el gusto por esta prenda de escándalo.

Mientras en América esta diminuta prenda, causaba furor, caso contrario se presentaba en España,Grecia y Portugal, donde debido al ambiente político y religioso, las mujeres tenían que lucir trajes de baño que les tapaban desde el cuello hasta las rodillas.

El aire de libertad que se respira en los ochenta, el interés por la moda y por un cuerpo escultural, continúan con el triunfo de las tangas y el cine encumbró a Bo Derek como la mujer perfecta en traje de baño.

En los años noventa, los bikinis continuaron con su ascenso, pero mostrando ahora formas rectas y colores lisos, asi mismo causó sensación el bikini de diseño deportivo que mostró la reina del voleybol Gabrielle Reece en 1993.

Haciendo un recuento del pasado se puede decir que los diseños actuales del bikini son una recopilación mejorada, actualizada y más discreta de los modelos de los años 60 y 70.

SECRETOS DE BELLEZA
Trucos para lucir un bikini

Lejos ha quedado el canon de 90-60-90 para lucir espectacularmente un bikini. El truco radica en la seguridad y comodidad que esta prenda te proyecta.

Procura que la talla que seleccionas sea adecuada a tu cuerpo. Antes de comprar, pruébate cada prenda y realiza diversos movimientos que te aseguren que todo se mantendrá en su lugar: haz sentadillas, levanta los brazos, analiza si la ligereza de la tela soportará la fuerza del agua para evitar que resbale, y sobre todo, cerciórate que de que el escote y los tirantes no te asfixien ni marquen lastimosamente la piel.

Determina qué tipo de bronceado quieres. Comer zanahoria ayuda a dar color natural a la piel, misma que se combina armoniosamente cuando se aplica la cantidad necesaria de bronceador.

La depilación y el Sol no son los mejores amigos. Si ya conoces la fecha en la que lucirás el bikini, organiza tus sesiones de depilación previamente, recuerda que la piel queda sensible y tarda dos días en recuperar su óptima hidratación. Si es depilación láser, al menos tendrás que esperar una semana para que puedas exponerte al Sol y a las aguas cloradas (albercas) o con sales (mar).

Elimina toxinas: Los almidones y el azúcar hacen que tu cuerpo se hinche, y a la hora de exponerte al Sol el efecto incrementa. Para evitarlo, reduce tu consumo de postres, pan, frituras una semana antes de irte a la playa.

You may also like

DIMESA y el protagonismo mediático que no ayuda a la MACCIH

Sin lugar a dudas, el trabajo de apoyo