¿Cuántos crecimos escuchando refranes a modo de sugerencia?

¿Cuántos crecimos escuchando refranes a modo de sugerencia?

- in Cultura, Espectáculo
0

folklore

Como de costumbre en la población hondureña somos corregidos bajo un vocablo único y tradicionalista por parte de las personas ya mayores las cuales implementaban el mismo al momento de corregir o bien aconsejarnos.

Estas son algunas de los populares refranes:

A la fuerza, ni la comida es buena.

El tonto ni de Dios goza.

Come santos, caga diablos.

De las aguas mansas, líbrame Dios mío.

A dos puyas no hay toro valiente.

Candil de la calle, oscuridad de la casa.

Gallina que come huevos, aunque le quemen el pico.

Más vale vieja conocida, que nueva con sida.

El que nace para martillo, del cielo le caen los clavos.

La mujer es como la guitarra, si no la tocan no suena.

El que fía lo que tiene, a velar se queda.

El vivo a señas y el tonto a palos.

Fiado se murió, mala paga lo mató.

No hay que pensar que porque los sapos brincan son de hule.

Muchos matan al tigre, y después le tienen miedo al cuero.

El que tiene más galío traga más pinol.

Hijo de mi hija mi nieto será, hijo de mi hijo en duda estará.

You may also like

Xolos de Tijuana sin merecer venció a un aguerrido Motagua

El juego de ida de octavos de final