El próximo multimillonario tecnológico será chino

El próximo multimillonario tecnológico será chino

- in Tecnología
0
JACK MA
Se llama Jack Ma, tiene 49 años y es el fundador de Alibaba, el gigante del comercio electrónico que tiene 600 millones de usuarios activos y ganancias anuales que superan los US$4.500M.

Hace 20 años eran muy pocos los que apostaban por el futuro de Jack Ma, por entonces un profesor universitario de inglés que pasaba largas horas encerrado en su apartamento conectado a un computador, a algo que los occidentales llamaban “internet”. Pero hoy todos quieren hablar con él, proponerle un nuevo negocio y convertirlo en un amigo cercano.

Porque aquel hombre esquelético, de ojos brotados y que prefiere disfrutar el té sentado sobre un cojín y en canceltines, es un genio. En rigor, un nerd. Y, en estos días marcados por el mundo digital, un multimillonario.

Desde mediados de la década pasada es uno de los personajes fijos en la lista de multimillonarios de la revista especializada Forbes. De hecho, para la edición de este año, ocupa el puesto 122 con una fortuna avalada en US$10.000 millones, cifra que puede ser meramente anecdótica en 2015, una vez que se haya consumado uno de los eventos más importantes en el mundo de la tecnología: la salida a la bolsa de Nueva York de las acciones de Alibaba. Por supuesto, es su empresa.

Se trata del conglomerado de comercio electrónico más importante de China, el mercado digital de más rápido crecimiento en el mundo (se calcula que tiene 600 millones de usuarios activos). Y en él, Alibaba es rey: el diario británico The Financial Times asegura que las ventas del emporio sobrepasa las de Ebay y Amazon, lo cual representa el 2% del PIB chino.

Por si fuera poco, sus 11 portales (cuenta con páginas dedicadas al comercio en línea, las compras colectivas, procesamiento de pagos, servicios en la nube, entre otros) concentran el 80% de las transacciones digitales del gigante asiático y 70% de los paquetes que se envían a lo largo y ancho del territorio cuentan con su sello.

You may also like

El niño que no tenía dinero para figuritas del Mundial y se le ocurrió una brillante idea

Como todo niño, Pedro quería su álbum de