Ex presidente guatemalteco Portillo se declara culpable en EE. UU.

Ex presidente guatemalteco Portillo se declara culpable en EE. UU.

- in Política, Política Internacional
0
El ex presidente de Guatemala Alfonso Portillo se declaró culpable ante un tribunal de Nueva York de un cargo de lavado de dinero.

El ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo, se declaró este martes culpable ante un tribunal de Nueva York de un cargo de lavado de dinero a través de bancos estadounidenses, en el marco de un acuerdo con la fiscalía para reducir sustancialmente su condena.

Portillo, de 62 años, reconoció este martes ante el juez de distrito Robert Patterson haberse apropiado de US$2,5 millones en sobornos del gobierno de Taiwan entre diciembre de 1999 y agosto de 2002 a cambio de “usar su influencia para que Guatemala siguiera reconociendo a Taiwan diplomáticamente”.

El ex mandatario (2000-2004) depositó sendos cheques en bancos en la ciudad estadounidense de Miami, así como en Francia, Luxemburgo y Suiza, de acuerdo con la acusación formal.

En total, Portillo estaba acusado de haber lavado hasta 70 millones de dólares durante su mandato a través de bancos estadounidenses, por lo que, de ser declarado culpable, podría haber sido condenado a hasta 20 años de cárcel.

El acuerdo alcanzado entre sus abogados y la fiscalía a comienzos de este mes sin embargo implica que la pena que se pedirá para Portillo será de entre cuatro a seis años de prisión que ninguna de las partes apelará si se mantiene en ese margen.

El fiscal a cargo del caso, Preet Bharara, se declaró sin embargo satisfecho con los resultados.

“El ex presidente pensó que podía aceptar sobornos”

“El ex presidente Portillo pensó que su posición de poder le permitiría evitar tener que responder por aceptar sobornos multimillonarios para conformar su políticca exterior, por malversar dinero que debía beneficiar a los guatemaltecos y por usar bancos estadounidenses para lavar esos fondos ilícitos. Pero se equivocó”, declaró tras la audiencia.

Portillo fue extraditado sorpresivamente a Estados Unidos a finales de mayo del año pasado, un proceso que el expresidente protestó, en vano, como una “absoluta ilegalidad” y un “secuestro” en el que el gobierno de Guatemala era “cómplice”.

En su primera comparecencia judicial en Nueva York, unos días más tarde, se declaró no culpable de los cargos que pesaban en su contra, versión que tras las negociaciones de su defensa ha cambiado ahora para evitar una condena más grave que podría haberle llevado a acabar sus días tras las rejas de una prisión norteamericana.

You may also like

Olimpia logró rescatar un punto en Costa Rica ante los Red Bull

Tras un primer tiempo para el olvido, Olimpia