Opinión, por Don Adolfo Facusse: “Los fatídicos y extenuantes procesos de registros en Honduras”

Opinión, por Don Adolfo Facusse: “Los fatídicos y extenuantes procesos de registros en Honduras”

- in Nacionales, Opinión
0

Recientemente viaje a Cambridge, Massachusetts, USA, para asistir a la graduación de una Maestría en Ingeniería y Administración de mi hija Laura en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, más conocido como MIT, una de las universidades mas prestigiosas del mundo.

Ya antes ella había obtenido su título básico de la Universidad de Nueva York (NYU), que incluyó un año en el campus de NYU en Florencia, Italia y había trabajado en varias empresas de prestigio en Estados Unidos y Honduras hasta que se retiró para crear su propio negocio, Vonne, donde producía una línea de artículos cosméticos.

No obstante el exito de su empresa, la liquidó para costearse sus estudios en MIT.

“Entonces”, le pregunté, “va a regresar a Honduras para reactivar su empresa?”

“Ni pensarlo”, me contestó, “no voy a perder mi tiempo tratando de cumplir con los miles de requisitos y tramites que exigen el Gobierno, las distintas instituciones gubernamentales y la Alcaldia del Distrito Central”.

“Mi línea de produccion comprendia 42 articulos distintos y para poder producir y venderlos, ademas de la licencia ambiental, el permiso de bomberos, el permiso de operación y los demás requisitos, tenia que obtener el registro sanitario para cada uno de ellos, un proceso que podia tomar hasta año y medio. Esos Gobiernos y sus tramites absurdos solo pasan inventándose cosas de locos, que lo único que hacen es espantar la inversión y la generación de empleo!”

“Pero, hija”, le contesté, “esos son requisitos que se exigen en todos los lados del mundo!”

“Pero no es asi, papá. Como va a ser que me vengo a estudiar en los Estados Unidos y no voy a poder aprender como se hacen las cosas de otra manera? Mire, le voy a explicar.”

Estábamos comiendo en un restaurante de Boston y Laura tomó un chile de la mesa, me lo entregó y dijo: “Dígame, papá , donde está anotado el registro sanitario?.

Examine cuidadosamente el bote de chile y, en verdad, no tenia registro sanitario!. “Esto me parece que es ilegal, Laura, todo debe tener registro sanitario.”

“Mire, papá, cuando terminemos de comer vamos a ir a un supermercado y quiero que entonces me de su opinion nuevamente.”

Y asi hicimos y fuimos de producto en producto, examinando botes y cajas de salsas, chiles, cereales, leche, quesos, vinos, yogurt, etc y nada tenia registro sanitario!

“Por que va a necesitarse un registro sanitario si usted toma vinagre, chiles y sal y los mezcla y hace una salsa picante?, me dijo mi hija. Todos son productos naturales y el Gobierno no regula lo que hace usted con ellos, si los mezcla y hace uno o más productos con más o menos vinagre, o chiles o sal.”

“O sea que aqui en los Estados Unidos no se ocupa un registro sanitario ni se pierde año y medio solicitándolo.”

Lo que si se exige es que en el sitio donde se fabrican y venden estos productos deben haber condiciones mínimas de limpieza, una salida de emergencia, un servicio sanitario, etc. O sea, condiciones en beneficio de los trabajadores y de los clientes. Esos son requisitos generales, para los que nadie tiene que solicitar un permiso, sino simplemente cumplir con los mismos.

Las condiciones son distintas en el caso de las medicinas, que si son reguladas. Pero el Gobierno de los Estados Unidos no pierde el tiempo ni le hace perder el tiempo a la gente viendo como se produce tocino o se extrae y envasa jugo de naranja.

“Entonces”, me dijo mi hija, “ese año y medio que me van a hacer perder en Honduras tramitando licencias y obteniendo permisos para todo, mejor lo invierto en producir en los Estados Unidos, donde puedo hacer mis productos practicamente de inmediato, tengo financiamiento barato, energia eléctrica a un costo razonable, etc. atiendo el mercado latino en los mismos Estados Unidos y si quiero, exporto posteriormente a Honduras, sin pagar impuestos por el CAFTA.”

Tiene razón mi hija.

Alli esta la AMDC, cuya hoja de instrucciones para la licencia ambiental ocupa una página tamaño oficio, comprende 19 requisitos y cada uno de ellos requiere de cumplir con otros requisitos adicionales.

Lo digo y lo repito, parece que estas cosas sencillas no las entienden o quieren entender nuestras autoridades. Cada trámite, cada requisito, cada traba parece haber sido creada como una ocasión que se presta para pedir una mordida y sostener asi a la burocracia hondureña.

De paso, menos se invierte, menos se genera empleo y mas corre la gente a escaparse de Honduras.

Escrito por Don Adolfo Facuse.

 

You may also like

Ascienden a 156 los casos de muerte por dengue grave en el país

Autoridades de la Secretaria de Salud, han indicado