EDITORIAL: Fiscal General a su gusto

EDITORIAL: Fiscal General a su gusto

- in Nacionales, Opinión
0

Una definición muy sencillo nos dice que el “fiscal es un vigilante”. La Fiscalía General de la República es el órgano rector encargado de la protección y supervisión de la correcta aplicación de las leyes que amparan al ciudadano. El Fiscal general es el responsable de dirigir el Ministerio Público, institución que presenta ante los jueces los requerimientos contra cualquier persona que comete delito.

El fiscal es el funcionario que lleva materialmente la dirección de la investigación criminal y el ejercicio de acción penal pública; es decir, es a quien corresponde desempeñar directa y concretamente las funciones y atribuciones de este, en los casos que conoce. Es la parte que acusa dentro de un proceso penal, el que se encarga de llevar procesos criminalistas y penales.

Cuando se denuncia un delito, el fiscal es quien debe presentar las pruebas ante el juez para que ese delito se juzgue.

Estamos hartos de ver en las noticias y en las series de televisión a fiscales fríos y calculadores capaces de hacer cualquier cosa por hundir al acusado. Eso no es así en realidad. El fiscal no siempre es acusador; de hecho, el fiscal no acusa, simplemente vela porque el proceso judicial se cumpla. Instruye una causa y se asegura de que todas las pruebas y todos los testigos están contemplados dentro del sumario que irá a manos del juez. El fiscal no se dedica a desenmascarar malvados y hacer de “héroe” en los juzgados. El fiscal es un actor dentro del proceso que asegura su fiabilidad y su efectividad; se le podría considerar un supervisor de proyecto. Si el proyecto llega bien a su fin se puede considerar que la ley se ha cumplido hasta su última instancia.

El Ministerio Fiscal constituye una pieza esencial del Estado de Derecho,

contribuyendo de manera decisiva a la defensa del ordenamiento jurídico,

garantizando la efectividad de las normas y procurando una interpretación unitaria del ordenamiento al promover la acción de la justicia conforme al principio de unidad de actuación. Contribuye, así, a garantizar los principios de seguridad jurídica y de igualdad ante la ley, exigencias esencialmente vinculadas a la idea del Estado de Derecho.

El Congreso Nacional de Honduras no se ponen de acuerdo para elegir el próximo al Fiscal General y su segundo abordo o sea el Fiscal General adjunto, y en un primer intento no se lograron  los 86 votos necesarios para dicha elección.

Parece que buscan un Fiscal General al gusto de cada grupo político. Muchos sueñan con un Fiscal General que sólo presente requerimientos contra otros menos contra ellos y viceversa. Si en el Congreso Nacional no se alcanza un acuerdo antes del 30 de agosto  próximo, el actual Fiscal General, Óscar Fernando Chinchilla, tendrá que continuar cinco años más al frente del Ministerio Público, de conformidad con la ley.

 

You may also like

Ascienden a 156 los casos de muerte por dengue grave en el país

Autoridades de la Secretaria de Salud, han indicado