El psiquiatra del amor: segunda oportunidad para recién nacidos abandonados en Chile

El psiquiatra del amor: segunda oportunidad para recién nacidos abandonados en Chile

- in El Mundo
0

chile dr 2

El doctor Eduardo Jaar Hasbún es un psiquiatra chileno. A lo largo de los años siempre luchó contra diferentes males: todo tipo de trastornos mentales, sobre todo. Sin embargo, uno lo afectaba sobremanera. Era el que padecían los bebés abandonados, sin amparo, sin alguien que los proteja. Es un convencido de que el vínculo temprano de un recién nacido es clave para la salud de todo ser humano.

Un día, Jaar Hasbún se enfrentó con una niña abandonada. Tenía pocos días. Se acercó para “conectar” con ella. Sin embargo, nada resultaba. Hasta que se le ocurrió hacerle unos masajes. Sí, unos simples masajes para tener una conexión más física con la recién nacida. Fue mágico: la beba lo miró a los ojos por primera vez y la emoción fue profunda, pero indescriptible.

“Yo había creado una relación afectiva muy significativa. La acompañaba todos los días. La mudaba, le hablaba, la tocaba, la alimentaba, la bañé, la vestí. Iba todos los días a tomarle el brazo, a vincularme con ella. El masaje fue una forma de estimular que ella se contactara conmigo”, relató Jaar Hasbún a Radio Cooperativa de Santiago.

Fue así que pensó en el desamparo que cientos o miles de recién nacidos padecían como consecuencia del abandono de sus padres y la falta de afecto de quienes lo reciben temporalmente en un hospital. “Mi experiencia con esta niña fue el primer paso de este proyecto”, contó. “Hemos creado un acuerdo con la Fundación Acogida que van a recibir a esos niños.

Ahora el cuidador temporal se introduce muy tempranamente, acompaña a ese bebé todos los días en el hospital y una vez que pasa a la fundación y se mantiene el acompañamiento el tiempo que dura la estadía del niño en esa fundación”, agregó. El siguiente paso del recién nacido, una vez que deja el lugar de tránsito, es el de la adopción de una familia.

You may also like

Veraneantes colman las playas de Puerto Cortes y Omoa

Los lugares turísticos del país están llenándose de