Wentworth recibe el mejor torneo fuera del Open Británico

Wentworth recibe el mejor torneo fuera del Open Británico

- in Deportes
0

England-s-Lee-Westwood-in-acti_54374425559_54115221152_960_640El BMW PGA Championship es, después del Open Británico, el mejor torneo, por participación, dotación e historia, del Tour Europeo. Se juega en un campo, el West Course de Wentworth, a unos 45 minutos de Londres, donde todos los jugadores salen del tee de 1, desde las 7 de la mañana a las 15.40. El recorrido no tiene ningún hoyo que vuelva a la casa-club salvo el 18.

Este año lo juegan doce españoles: García, Jiménez, Quirós, Cañizares, Larrazábal, Cabrera, Olazábal, De la Riva, Campillo, Otaegui, Elvira y Del Moral.

De los que tenían problemas físicos, García, ganador este año en Qatar, jugó ayer el pro-am sin mayores problemas y no notó molestia alguna en la rodilla izquierda por lo que el tratamiento ha surtido efecto. Cañizares, vencedor en Marruecos, sentía aún dolores en la muñeca izquierda y no las tenía todas consigo a la hora de practicar, por lo que finalmente trabajó sólo el juego corto.

Para los españoles presentes el aliciente es ver si el ‘Pisha’ Jiménez, campeón de los dos últimos torneos que ha jugado, el de su debut en el Champions Tour senior americano y el Open de España, es capaz de lograr el ‘hat trick’ y diez años después repetir victoria en Wentworth.

Luego está la posibilidad de que García consiga un doblete de mérito como es ganar el The Players americano (lo hizo en 2008) y este BMW PGA, los dos eventos con mejor inscripción de los dos circuitos más importantes del mundo. Y es que nadie tiene en su palmarés ambos torneos.

Aún tendría más mérito que lo consiguiera el alemán Martin Kaymer, ganador en Sawgrass (Ponte Vedra, Florida) hace 15 días. Kaymer lidera una legión extranjera que incluye a Stenson, McIlroy, Rose, Schwartzel, Poulter (es duda por problemas de espalda), Donald, Westwood, Els, Harrington y el defensor del título, el joven italiano Manassero.

 

You may also like

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como técnico de la selección de fútbol de Costa Rica, con la misión de clasificar al combinado centroamericano al próximo Mundial de Catar-2022. Matosas, de exitosa trayectoria en el fútbol mexicano, firmó el contrato que lo une al equipo tico en un hotel cercano a la capital, con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos. “Hoy nuestra federación y el señor Matosas hemos llegado a un acuerdo donde los objetivos de ambos convergen”, dijo Villalobos. “Es un gran desafío que me tiene muy entusiasmado”, declaró Matosas tras firmar el contrato. “Lo voy a tomar como si fuera mi propio país”. La firma se hizo en una ceremonia que inició con un video que exaltaba la trayectoria del nuevo entrenador de “la sele”, el cual culminó con la frase “bienvenido profe”. Posteriormente, dos niños de una escuela de fútbol le entregaron la camiseta de “la sele”. El técnico de 51 años ha dirigido 14 clubes en su carrera, y llega a Costa Rica después de una pausa de un año, en la que dijo que se dedicó a estar con su familia. Matosas entró en el radar de la Fedefutbol por su trayectoria en clubes mexicanos, donde obtuvo un bicampeonato con el León y llevó al América a ganar la Liga de Campeones de Concacaf. “Su energía, su perseverancia, carácter, entrega, fuerza, autoridad, conocimiento e inteligencia son las virtudes que lo acompañan y lo hacen merecedor de que toda Costa Rica lo reciba con confianza y optimismo”, expresó Villalobos. – Catar, única opción – El presidente de la Fedefutbol insistió en que el contrato de cuatro años lleva implícita la exigencia de clasificar a Catar. “La exigencia la tenemos clara, no hay otra opción más que ir a Catar, y al Mundial no se va de la noche a la mañana, hay que trabajar”, destacó. Matosas dijo que tiene conocimiento del fútbol costarricense por el tiempo que pasó en México, cuando enfrentó a clubes ticos. Aún así, indicó que antes de iniciar sus funciones el 2 de enero se dedicaría a observar a los jugadores e “ir conociendo un poco más por dentro a la selección”. Lo que lo motivó para aceptar a la selección de Costa Rica, un país con restricciones presupuestarias y salariales, es que le permitirá cumplir su sueño de ir a un Mundial. “Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño”, sostuvo. “La plata no es todo en la vida, a veces los sueños hablan más alto en la vida, más cuando sentís que te van a apoyar. ¿Tenés idea de lo que es ir al Mundial? Va más por el corazón”, explicó. Costa Rica fue eliminada en primera ronda en Rusia-2018, pero en Brasil-2014 llegó a un histórico cuarto de final. El nuevo entrenador sustituirá al costarricense Oscar Ramírez, quien llevó a la selección tica a Rusia. Acompañará a la selección a sus próximos cuatro fogueos ante México (11 de octubre en Monterrey) y Colombia (día 16 en Nueva Jersey), así como ante Chile (16 de noviembre en Rancagua) y Perú (20 de noviembre en Arequipa). En esos amistosos, la ‘sele’ estará dirigida por el técnico interino Rónald González.

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como