Veinte momentos Senna a través de su historia en la F-1

Veinte momentos Senna a través de su historia en la F-1

- in Deportes
0

g_ayrton_576x324

Fue difícil. No porque no encontráramos involvidables historias, al contrario. Tuvimos que omitir algunas para quedarnos con estos 20 momentos en los cuales Senna nos muestra su genio, su personalidad y sus errores. Después de todo, era humano.

 

1) Mónaco 1984 – Ayrton Senna. No lo olviden

Bajó la lluvia, sobre las calles del Principado, Ayrton con un Toleman terminó segundo. Clasificó 13ro. un día antes, pero una vez comenzó la carrera fue abriéndose paso y solo la decisión de Jacky Icks contuvo al brasileño. El ex piloto decidió que ya no se podía correr más en semejantes condiciones. Para entonces, era claramente más rápido que el McLaren de Alain Prost quien lideraba. Senna no ganó el Gran Premio, pero sí el respeto y la admiración del mundo de la F-1.

2) Nurburgring 1984 – La promesa

Senna venció en la carrera a Niki Lauda y Carlos Reutemann. Testigos afirman que se le escuchó diciendo: “Ahora sé que puedo hacerlo”. Por cierto, dicha carrera era de exhibición como parte de la promoción del nuevo circuito de Gran Premio, en la cual, participaron distintos pilotos ex F-1 y F-1. Todos con autos idénticos.

3) Estoril 1985 – El sabor de la victoria

La primera victoria de Ayrton no podía llegar de otra manera: lluvia sobre el circuito portugués, y Senna, ya con Lotus, venciendo al resto de manera aplastante; Michael Alboreto, segundo, a más de un minuto. Al resto, le sacó mínimo una vuelta. Senna se hizo adicto al sabor de la victoria.

 

 

4) Pretemporada 1986 – El veto

Elio de Angelis dejó Lotus después de estar un año con Senna. El equipo pensó en Derek Warwick como su co-equipero, pero Ayrton, quien ya tenía un gran peso político en el equipo, lo vetó. Ayrton alegó que en Lotus no había cabida para dos pilotos ‘top’. Después, años después, se arrepentiría de su acción.

5) Detroit 1986 – La bandera de Brasil

Ayrton ganó aquel Gran Premio de los Estados Unidos. Dos días antes, el equipo brasileño de fútbol había sido eliminado del Mundial México ’86. Durante la vuelta de celebración, Senna se percató de la presencia de un aficionado con la bandera brasileña y pidió que se la trajeran. Recorrió el resto del circuito con la bandera en mano. Celebración que repetiría por el resto de su carrera.

6) Mónaco 1987 – La primera de seis

El romance que mantuvo Senna con las calles del Principado, comenzó en 1984, pero fue en la edición del 87′ que el amorío se concretó. Ayrton ganó por primera vez y habría espacio para cinco más. Simplemente: Senna gustaba de Mónaco, y Mónaco de Senna…

7) Mónaco 1988 – Querida, ¿por qué me haces esto?

Todo matrimonio feliz tiene sus problemas. La diferencia de 1.5 segundos que sacó en la clasificación a Prost, se tradujo en más de 50, y muchos metros entre Alain, segundo, y el líder, Senna durante la carrera. Pero el destino tiene sus formas para aterrizar a aquellos que pretenden ascender demasiado alto. Ayrton se estrelló en la curva Portier y le regaló la carrera a Alain quien gustoso recogió lo que encontró. Quizá haya sido el peor error de Ayrton en pista. Después de todo, un ser humano.

8) Suzuka 1988 – Lo logró

¿Recuerdan el momento dos? ¿no? Bien, sí ya lo vieron, entonces entienden el título de este. Senna ganó la Pole y ganó la carrera y, ganó su primer campeonato mundial. El brasileño tenía razón, cuando tuviese un auto igual al mejor piloto de la F-1, Senna ganaría. Se cumplió la promesa que se hizo cuatro años antes y se convirtió en el campeón número 22 en la historia de la categoría.

9) Imola 1989 – La ruptura

McLaren copó la primera fila: Senna primero y Prost segundo. Ayrton sugirió que no corrieran el uno contra el otro, hasta después de la curva Tosa, y Prost y Ron Dennis estuvieron de acuerdo. La carrera se detuvo debido al aparatoso accidente de Berger con el Ferrari en Tamburello. Antes de volver a arrancar, se acordó respetar el acuerdo anterior. Prost arrancó mejor y pasó a Senna, confiando en que Ayrton no lo atacaría hasta pasar Tosa. Pero Ayrton lo rebasó antes de la frenada y recuperó la punta. Días después, Prost lo acusó en los medios franceses de traidor y Senna se arrepintió de haberse disculpado con él semanas antes. La disculpa fue más por la presión de Ron Dennis y no porque realmente sintiera que había hecho algo indebido. Como sea, fue un punto de quiebre en la relación.

10) Suzuka 1989 – Nunca tan pocos metros, costaron tanto

Era la penúltima fecha del campeonato, Ayrton estaba obligado a ganar si quería mantener aspiraciones por el título. En la vuelta 46, Senna atacó a Prost cuando estos encaraban el Triángulo de Casio -una pequeña chicana derecha-izquierda en bajada. Alain dobló antes de tiempo y pegó contra el auto de Ayrton. El francés se bajó del auto resignado y con la certeza de que todo había acabado, pero Senna aprovechó la ayuda de los oficiales de pista y re arrancó, pero no pasó la chicana, se fue por la ruta de escape. Ganó la carrera, pero inmediatamente fue descalificado. El argumento: No haber trazado la chicana. Ayrton estalló y su furia le costó seis meses de suspensión de la súper licencia y 100 mil dólares. Y sí, Alain Prost fue el campeón.

11) Interlagos 1990 – El diseño de Senna

Bajo las nuevas normativas de seguridad, se pidió que el circuito Carlos Pace en Brasil, fuese reformado, y de esa manera pasó de 7.960m a 4.325m. Las infartantes curvas 1,2 y 3 dejarían de existir. Chico Serra, encargado de las obras, pidió a Senna su opinión y así nació la ´S´de Senna. Curvas 1,2,3 modificadas.

12) Monza 1990 – La osadía de Marincovich

Durante la conferencia de prensa, Senna primero y Prost segundo (ya con Ferrari), un periodista italiano llamado, Carlo Marincovich, tomó la iniciativa y dijo: “Ahora estamos en el país del amor, ¿por qué no se dan ustedes dos la mano? Silencio. Prost tomó la palabra primero y dijo estar de acuerdo; Senna contestó que solo si Prost lo hacía de corazón y reconocía públicamente el gesto. Al final, se estrecharon las manos. Duró poco.

13) Suzuka 1990 – La venganza es un plato que se sirve frío (proverbio japonés)

Senna ganó la Pole. Pidió a la FIA que se cambiara la posición de arranque y el largara en el lado limpio de la pista, y Alain Prost por el lado sucio; al francés le daba igual. Jean Marie Balestre, Presidente de la FIA, negó la petición. Ayrton hizo lo que Senna hacía en esas situaciones: enojarse. “Cuando Prost llegue a la curva, Senna estará ahí” amenazó. Cumplió y le pegó a Prost. El brasileño conquistó su segundo título mundial. Durante mucho tiempo negó que fuese una venganza por lo sucedido un año antes.

14) Interlagos 1991 – Por fin en casa

Ayrton ganó por primera vez en su patria. Quizá recuerden el momento en el film de Senna: Ayrton se quedó sin cuarta velocidad, y después -ya en la última vuelta- tercera y quinta, por lo que hizo un gran esfuerzo por adaptar su manejo y ganar. Cuando llegó a ‘Parc Fermé’, necesitó ayuda para salir del auto debido a los calambres y en el podio, apenas y podría levantar la Copa. En el documental, hay una escena donde está con su padre y otras personas tratan de tocarlo pero el pide enérgicamente que no lo toquen, debido al dolor que sentía.

15) Suzuka 1991 –¿Cómo se dice Tricampeón en japonés?

Los japoneses fueron testigos de todos los campeonatos mundiales de Ayrton Senna. Se convirtió en el tricampeón más joven en la historia de la categoría, hasta entonces. Entró a un selectivo club de tricampeones y Japón siempre fue su cómplice (todos con motores Honda).

16) Interlagos 1992 – Los berrinches de un genio

McLaren ya no era el dominador equipo que solía ser. Aquel récord del ’88: 15 carreras ganadas de 16, parecía el recuerdo de un sueño que nunca sucedió. Senna llegó a pits, y paró el auto; lo aceleró para reventar el motor. Como no pudo y no podía ganar, se bajó y se retiró de la carrera.

17) SPA 1992 – “Salvó mi vida”

Durante la clasificación, el piloto francé, Érik Comas se estrelló fuertemente y no podía salir del auto. Senna fue el primer piloto en pasar por la escena. Detuvo su auto y se bajó para ayudar a su compañero. Éirk estaría siempre agradecido y lamentablemente no sería la última vez que se encontrarían en similar situación.

18) Donington Park 1993 – De antología

Los afortunados que vieron la carrera de Senna en F-1, consideran que fue donde Ayrton brindó su mejor actuación y su mejor triunfo. Fue una de esas carreras inolvidables y en la cual, la Teoría del Caos tomó forma, pero solo uno logró construir un glorioso triunfo. Inició con lluvia y Senna en 4ta posición. En el arranque, Schumacher defendió su sitio y Senna terminó quinto, pero para el final de esa vuelta, ya era primero. Después, el clima tomó el control y se burlaba de los equipos y pilotos: llovía; paraba y secaba (un poco), volvía a llover; volvía a parar; lluvia intensa. Entonces, Ayrton decide ir a pits pero McLaren no estaba listo y solo pasó de largo por los pits, pero cuando terminaba la siguiente vuelta, dejó de llover fuerte y pudo seguir con slicks; lluvia de nuevo, Senna para y Hill lo pasa, pero Damon se quita una vuelta y terminó en segundo a 1.23 minutos de Ayrton. El resto, incluido Prost con el Williams (auto más fuerte), una vuelta atrás.

19 Adelaide 1993 – Simply the best

Fue la última victoria y carrera de Senna con McLaren. Una época terminó y Tina Turner (sí, la cantante) quien estaba en el mismo lugar donde McLaren ‘celebraba’ dedicó a Senna, ‘Simply the best’ invitándolo a pasar al escenario. Hay muchos videos tributos de Senna en YouTube, muchos de ellos musicalizados con la canción de Turner. Ahora conoces la razón.

20) Imola 1994 – Nace el mito

Fue un fin de semana tenso y trágico. El viernes, Barrichello sobrevivió. El austriaco, Roland Ratzenberger, no tuvo esa suerte y murió el sábado. Ayrton estaba consternado y tuvo distintas conversaciones con diferentes personajes sobre medidas de seguridad. Inició la carrera pero un accidente entre J.J. Lehto y Pedro Lamy, ocasionó la salida del auto de seguridad. Reinició la carrera y durante la vuelta seis, el Williams de Ayrton siguió de largo en Tamburello y se estrelló a alta velocidad contra el muro. Murió. Comas, aquel piloto francés, llegó con su auto a la escena debido a un error del equipo y se retiró debido a la escena que presenció. Cuando recogían el auto, encontraron una bandera austriaca en el ‘cockpit’.

You may also like

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como técnico de la selección de fútbol de Costa Rica, con la misión de clasificar al combinado centroamericano al próximo Mundial de Catar-2022. Matosas, de exitosa trayectoria en el fútbol mexicano, firmó el contrato que lo une al equipo tico en un hotel cercano a la capital, con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos. “Hoy nuestra federación y el señor Matosas hemos llegado a un acuerdo donde los objetivos de ambos convergen”, dijo Villalobos. “Es un gran desafío que me tiene muy entusiasmado”, declaró Matosas tras firmar el contrato. “Lo voy a tomar como si fuera mi propio país”. La firma se hizo en una ceremonia que inició con un video que exaltaba la trayectoria del nuevo entrenador de “la sele”, el cual culminó con la frase “bienvenido profe”. Posteriormente, dos niños de una escuela de fútbol le entregaron la camiseta de “la sele”. El técnico de 51 años ha dirigido 14 clubes en su carrera, y llega a Costa Rica después de una pausa de un año, en la que dijo que se dedicó a estar con su familia. Matosas entró en el radar de la Fedefutbol por su trayectoria en clubes mexicanos, donde obtuvo un bicampeonato con el León y llevó al América a ganar la Liga de Campeones de Concacaf. “Su energía, su perseverancia, carácter, entrega, fuerza, autoridad, conocimiento e inteligencia son las virtudes que lo acompañan y lo hacen merecedor de que toda Costa Rica lo reciba con confianza y optimismo”, expresó Villalobos. – Catar, única opción – El presidente de la Fedefutbol insistió en que el contrato de cuatro años lleva implícita la exigencia de clasificar a Catar. “La exigencia la tenemos clara, no hay otra opción más que ir a Catar, y al Mundial no se va de la noche a la mañana, hay que trabajar”, destacó. Matosas dijo que tiene conocimiento del fútbol costarricense por el tiempo que pasó en México, cuando enfrentó a clubes ticos. Aún así, indicó que antes de iniciar sus funciones el 2 de enero se dedicaría a observar a los jugadores e “ir conociendo un poco más por dentro a la selección”. Lo que lo motivó para aceptar a la selección de Costa Rica, un país con restricciones presupuestarias y salariales, es que le permitirá cumplir su sueño de ir a un Mundial. “Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño”, sostuvo. “La plata no es todo en la vida, a veces los sueños hablan más alto en la vida, más cuando sentís que te van a apoyar. ¿Tenés idea de lo que es ir al Mundial? Va más por el corazón”, explicó. Costa Rica fue eliminada en primera ronda en Rusia-2018, pero en Brasil-2014 llegó a un histórico cuarto de final. El nuevo entrenador sustituirá al costarricense Oscar Ramírez, quien llevó a la selección tica a Rusia. Acompañará a la selección a sus próximos cuatro fogueos ante México (11 de octubre en Monterrey) y Colombia (día 16 en Nueva Jersey), así como ante Chile (16 de noviembre en Rancagua) y Perú (20 de noviembre en Arequipa). En esos amistosos, la ‘sele’ estará dirigida por el técnico interino Rónald González.

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como