Se empezaron a mover las piezas de la “H”

Se empezaron a mover las piezas de la “H”

- in Deportes
0

Esta sí que ya tiene forma. La selección nacional de Honduras se dividió ayer en dos grupos para realizar la primera sesión de entrenamientos con casi todo los convocados.

Uno de los ausentes fue Maynor Figueroa que aún está con permiso para presentarse hasta mañana y Jerry Bengtson, se desplazó hasta Tegucigalpa a solventar asuntos familiares.

Según los informes que se desprenden desde la capital, el futbolista salió de emergencia hacia allá por un problema de salud que acusaba su hijo. El delantero ayer noche ya se encontraba de nuevo en la concentración.

Fueron a la playa
El entrenamiento se dividió en dos grupos, el más grande que trabajó en las canchas del hotel, mientras que el otro se desplazó hacia la playa hacer trabajos de potencia.

El pequeño grupo que se fue a trabajar a la playa fueron, Roger Espinoza, Oscar Boniek García y Luis Fernando Garrido, éstos estuvieron allá por más de una hora.

La presencia de Boniek en la playa da lugar a confirmar que el futbolista no tiene ningún problema de lesión y se cierran las especulaciones que salieron a luz pública luego del último juego que disputó luciendo la camisa de su club, Houston Dynamo.

Algo que queda comprobado es que Roger Espinoza pese a la gran carga de juegos que trae con su equipo o el desgaste del viaje del lunes anterior, mostró toda la anuencia para realizar los entrenamientos de potenciación.

A pesar de que no están Figueroa ni Bengtson y que tres anduvieron en la playa, el grupo se miraba bastante fortalecido, el semblante del entrenador, Luis Fernando Suárez y sus acompañantes era otro.

Estrategia en marcha
Parte de ese nuevo ambiente que inunda ya el campamento de la bicolor por el número de jugadores que están hizo poner en marcha los trabajos técnico- tácticos que conduce el profesor, Miguel Falero, mientras el cerebro observa y a la vez se involucra.

Aquellos que querían ver en acción a los guardametas tapando constantemente los remates de los atacantes y los carrileros, lo vieron ayer en una de las canchas de trabajo.

Una barrera defensiva poblada por jugadores del equipo contrario, de frente a ellos se les tocaba el balón, quien los abrían a un espacio, luego era filtrado para que un compañero llegara a pegarle bien frontal o en diagonal al marco.

Destacable lo enchufado que se mostró Andy Najar que ninguno de sus remates a marco se fue fuera, todos para dentro y uno que otro se lo interceptaron los guardametas.

You may also like

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como técnico de la selección de fútbol de Costa Rica, con la misión de clasificar al combinado centroamericano al próximo Mundial de Catar-2022. Matosas, de exitosa trayectoria en el fútbol mexicano, firmó el contrato que lo une al equipo tico en un hotel cercano a la capital, con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos. “Hoy nuestra federación y el señor Matosas hemos llegado a un acuerdo donde los objetivos de ambos convergen”, dijo Villalobos. “Es un gran desafío que me tiene muy entusiasmado”, declaró Matosas tras firmar el contrato. “Lo voy a tomar como si fuera mi propio país”. La firma se hizo en una ceremonia que inició con un video que exaltaba la trayectoria del nuevo entrenador de “la sele”, el cual culminó con la frase “bienvenido profe”. Posteriormente, dos niños de una escuela de fútbol le entregaron la camiseta de “la sele”. El técnico de 51 años ha dirigido 14 clubes en su carrera, y llega a Costa Rica después de una pausa de un año, en la que dijo que se dedicó a estar con su familia. Matosas entró en el radar de la Fedefutbol por su trayectoria en clubes mexicanos, donde obtuvo un bicampeonato con el León y llevó al América a ganar la Liga de Campeones de Concacaf. “Su energía, su perseverancia, carácter, entrega, fuerza, autoridad, conocimiento e inteligencia son las virtudes que lo acompañan y lo hacen merecedor de que toda Costa Rica lo reciba con confianza y optimismo”, expresó Villalobos. – Catar, única opción – El presidente de la Fedefutbol insistió en que el contrato de cuatro años lleva implícita la exigencia de clasificar a Catar. “La exigencia la tenemos clara, no hay otra opción más que ir a Catar, y al Mundial no se va de la noche a la mañana, hay que trabajar”, destacó. Matosas dijo que tiene conocimiento del fútbol costarricense por el tiempo que pasó en México, cuando enfrentó a clubes ticos. Aún así, indicó que antes de iniciar sus funciones el 2 de enero se dedicaría a observar a los jugadores e “ir conociendo un poco más por dentro a la selección”. Lo que lo motivó para aceptar a la selección de Costa Rica, un país con restricciones presupuestarias y salariales, es que le permitirá cumplir su sueño de ir a un Mundial. “Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño”, sostuvo. “La plata no es todo en la vida, a veces los sueños hablan más alto en la vida, más cuando sentís que te van a apoyar. ¿Tenés idea de lo que es ir al Mundial? Va más por el corazón”, explicó. Costa Rica fue eliminada en primera ronda en Rusia-2018, pero en Brasil-2014 llegó a un histórico cuarto de final. El nuevo entrenador sustituirá al costarricense Oscar Ramírez, quien llevó a la selección tica a Rusia. Acompañará a la selección a sus próximos cuatro fogueos ante México (11 de octubre en Monterrey) y Colombia (día 16 en Nueva Jersey), así como ante Chile (16 de noviembre en Rancagua) y Perú (20 de noviembre en Arequipa). En esos amistosos, la ‘sele’ estará dirigida por el técnico interino Rónald González.

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como