Nadal: “Me ha faltado un extra de competitividad y confianza”

Nadal: “Me ha faltado un extra de competitividad y confianza”

- in Deportes
0

1398076067_579237_1398082523_noticia_grande¿Qué sensaciones tiene en Barcelona?

Llegué a Barcelona el sábado por la mañana, entrené el sábado y ayer y lo haré también hoy y mañana. Hay que intentar recuperar las sensaciones positivas porque cuando uno pierde o no juega bien siempre necesita unos días de recuperación, de entrenamiento o de lo que uno le quiera decir; simplemente unos días para intentar encontrar lo que uno quiere o el camino que lleva a jugar bien.

¿Cómo se encuentra en este momento?

Mi estado es el que es. He empezado más o menos bien el año y quizás me ha faltado un extra de competitividad y confianza en los momentos importantes de algunos partidos, porque no lo he hecho todo lo bien que me hubiese gustado y, evidentemente, uno no puede seguir pensando en la final del Open de Australia porque eso ya es pasado. En mi carrera he tenido adversidades, no vamos a esconderlas y esa fue otra más.

¿Ha tenido más adversidades?

Bueno, la lesión de espalda no me ha permitido trabajar continuamente como me hubiera gustado cuando si que llevaba la línea positiva. Después de eso, cuando he vuelto sí que me ha costado alcanzar el ritmo competitivo que estaba teniendo, pero hay que mirar hacia adelante.

A pesar de todo, ¿ve el balance como positivo?

Probablemente en estos últimos ocho años, con todo lo que he conseguido, que es mucho más de lo que hubiese esperado o soñado, también es verdad que soy el jugador que más oportunidades ha perdido por lesiones de todos mis rivales directos. Desde que pierdo el Abierto de Australia en 2006, hasta ahora, he perdido algún Wimbledon, algún Abierto de Australia, algún US Open, con lo que he cedido oportunidades de seguir sumando y cuando las oportunidades pasan no vuelven. Aun así, estamos donde estamos y se ha conseguido lo que se ha conseguido y es motivo de alegría y de satisfacción. Y no voy a llorar ahora ya que me siento un gran afortunado con todo lo que he logrado.

¿No le queda un regusto amargo?

En absoluto, simplemente que cuando uno lleva una línea positiva y ha trabajado para un objetivo y llega el momento en el que uno no se siente cómodo o no se siente bien, y pasé lo que pasó en Australia, es normal que le cree un momento de inseguridad y de bajón mental, porque son muchos años aguantando y jugando al límite y espero seguir haciéndolo. Sólo ha pasado que perdí la final de Miami y la pasada semana ante David Ferrer, que me ganó merecidamente.

¿Cómo es ahora su planificación para el torneo?

Ahora sólo intento trabajar con la intensidad, la ilusión y la manera que creemos que es la adecuada para estar al nivel que necesito y este es un torneo que siempre ha sido especial para mí y por el hecho de jugar en casa siempre es una sensación diferente y ojalá que pueda jugar a un buen nivel.

¿Se nota algo extraño por llegar a Barcelona no como ganador en Montecarlo?

Cuando llego a los torneos, normalmente lo hago los viernes, no los lunes. Esta semana he llegado el sábado y nunca me planteé llegar a Barcelona siempre los lunes después de jugar todas las finales en Montecarlo. Nada es eterno, nadie gana siempre, todo el mundo pierde y yo no soy una excpeción. He perdido, perderé más porque cuando uno avanza en su carrera, lo normal es que uno no tenga todas las semanas positivas. Es una temporada importante para mí, especialmente desde Montecarlo a Roland Garros, y espero estar preparado aunque la primera semana no haya sido lo buena que podía esperar.

¿Hay un cambio de tendencia en el tenis actual?

No lo sé. A mí lo que me parece es que son muchos años de los mismos arriba. Eso es algo que no ha ocurrido en la historia del tenis. Es complicado cuando pasan estas cosas en las que los cuatro primeros del mundo llevan siendo los mismos compitiendo por todos los torneos importantes y esto es nuevo. Es un deporte exigente en el que cada semana compites contra cinco o siete jugadores y lo normal es que con la igualdad que hay esto vaya cambiando. Lo que veo es que en estos años, fuera de estos cuatro, pocos habían conseguido cosas en estos grandes torneos. Que haya habido un cambio de tendencia no lo sé porque para decir eso hay que analizar la temporada y en lo que llevamos seguimos estando casi siempre los mismos.

¿Cómo ve al Real Madrid, su equipo, en la Liga y en la Champions?

Lo veo muy bien porque está jugando bien, también lo está haciendo el Bayern aunque parece que ha bajado un poco el ritmo, y creo que el Real Madrid tiene toda la ilusión para llegar a la final y ojalá lo logré también el Atlético de Madrid. En cuanto a la Liga, si el Atlético gana tres partidos, tiene dos difíciles ante Valencia y Levante, será campeón. La verdad es que le veo muy sólido, pero Madrid y Barça aún tienen algo que decir.

You may also like

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como técnico de la selección de fútbol de Costa Rica, con la misión de clasificar al combinado centroamericano al próximo Mundial de Catar-2022. Matosas, de exitosa trayectoria en el fútbol mexicano, firmó el contrato que lo une al equipo tico en un hotel cercano a la capital, con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos. “Hoy nuestra federación y el señor Matosas hemos llegado a un acuerdo donde los objetivos de ambos convergen”, dijo Villalobos. “Es un gran desafío que me tiene muy entusiasmado”, declaró Matosas tras firmar el contrato. “Lo voy a tomar como si fuera mi propio país”. La firma se hizo en una ceremonia que inició con un video que exaltaba la trayectoria del nuevo entrenador de “la sele”, el cual culminó con la frase “bienvenido profe”. Posteriormente, dos niños de una escuela de fútbol le entregaron la camiseta de “la sele”. El técnico de 51 años ha dirigido 14 clubes en su carrera, y llega a Costa Rica después de una pausa de un año, en la que dijo que se dedicó a estar con su familia. Matosas entró en el radar de la Fedefutbol por su trayectoria en clubes mexicanos, donde obtuvo un bicampeonato con el León y llevó al América a ganar la Liga de Campeones de Concacaf. “Su energía, su perseverancia, carácter, entrega, fuerza, autoridad, conocimiento e inteligencia son las virtudes que lo acompañan y lo hacen merecedor de que toda Costa Rica lo reciba con confianza y optimismo”, expresó Villalobos. – Catar, única opción – El presidente de la Fedefutbol insistió en que el contrato de cuatro años lleva implícita la exigencia de clasificar a Catar. “La exigencia la tenemos clara, no hay otra opción más que ir a Catar, y al Mundial no se va de la noche a la mañana, hay que trabajar”, destacó. Matosas dijo que tiene conocimiento del fútbol costarricense por el tiempo que pasó en México, cuando enfrentó a clubes ticos. Aún así, indicó que antes de iniciar sus funciones el 2 de enero se dedicaría a observar a los jugadores e “ir conociendo un poco más por dentro a la selección”. Lo que lo motivó para aceptar a la selección de Costa Rica, un país con restricciones presupuestarias y salariales, es que le permitirá cumplir su sueño de ir a un Mundial. “Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño”, sostuvo. “La plata no es todo en la vida, a veces los sueños hablan más alto en la vida, más cuando sentís que te van a apoyar. ¿Tenés idea de lo que es ir al Mundial? Va más por el corazón”, explicó. Costa Rica fue eliminada en primera ronda en Rusia-2018, pero en Brasil-2014 llegó a un histórico cuarto de final. El nuevo entrenador sustituirá al costarricense Oscar Ramírez, quien llevó a la selección tica a Rusia. Acompañará a la selección a sus próximos cuatro fogueos ante México (11 de octubre en Monterrey) y Colombia (día 16 en Nueva Jersey), así como ante Chile (16 de noviembre en Rancagua) y Perú (20 de noviembre en Arequipa). En esos amistosos, la ‘sele’ estará dirigida por el técnico interino Rónald González.

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como