Miami manda en el Este

Miami manda en el Este

- in Deportes
0

1396327723_623729_1396327822_noticia_grandeNi en su regreso a la relevancia competitiva (volverá a playoffs: 42-32 y por en lucha por la tercera plaza del Este con Bulls y Nets) han podido los Raptors con Miami Heat. La franquicia canadiense salda con un 0-4 sus duelos de la temporada ante los de South Florida, que les han ganado 15 partidos seguidos y que les mantienen como el único rival al que se han impuesto en todos sus duelos desde que se inició la era del ‘big-three’. Uno de sus miembros, Wade, no jugó. Tampoco lo hicieron Oden ni Ray Allen. Pero parece que tras un bache tremendo, Miami va recuperando ritmo de cara a los playoffs. Con Douglas y Haslem en el quinteto, se impuso con algún pequeño susto en el último cuarto (81-78 a falta de seis minutos) y recupera el mando del Este después de toda una temporada viéndole la matrícula a Indiana Pacers.

Aprovechando la ocasión, y días después de que su último duelo directo alimentara una rivalidad que va camino de ser histórica, Chris Bosh se acordó de su gran rival de Conferencia tras el partido: “Todo el mundo decía que los Pacers iban a llevarse el número 1 de la Conferencia. Y era todavía agosto… nosotros pensábamos ‘calma’. Sabíamos que sólo teníamos que ceñirnos a nuestro plan. Nuestro trabajo no ha hecho más que empezar”.

En Miami no se esfuerzan en ocultar que miran con un ojo a Indiana y que en el descanso ya sabían que los Spurs habían pasado por encima de los de Vogel. El resultado: 32 puntos en todo el segundo tiempo de unos Raptors que habían hecho 28 en el segundo cuarto y 52 en la primera parte. “Vimos su resultado. Fue un aliciente más para cumplir con nuestra parte esta noche”, aseguró también Bosh. Los hechos le dan la razón: ahora están 51-22 por el 52-23 de los Pacers. Y las cábalas les dan un 59% de opciones de ser primer cabeza de serie en playoffs por el 41% de Indiana. Influye que les queda un duelo directo en Regular Season y que este se juega en Miami.

LeBron jugó otro partido tremendo con sensaciones de triple-doble: 32 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias. Bosh anotó 18 puntos y Chris Andersen tuvo un día de máxima eficiencia: 5/5 en tiros, 13 puntos, 7 rebotes. Suficiente una vez que controlaron a Lowry, DeRozan y Ross (29 puntos… entre los tres). El más destacado de los Raptors fue Vasquez: 17 puntos desde el banquillo y el impulso que acercó a su equipo en el último cuarto, antes de que seis puntos seguidos de los Heat dejaran el duelo a buen recaudo para el equipo local… que vuelve a parecer otra vez el gran capo del Este.

You may also like

Motagua y Olimpia reprograman su partido de la Jornada #10

La Liga Nacional de Honduras atendió las solicitudes