Los piques entre Cesc Fàbregas y José Mourinho

Los piques entre Cesc Fàbregas y José Mourinho

- in Deportes
0

Jose-Mourinho-el-ex-entrenador_54409895494_54115221152_960_640José Mourinho le ha abierto las puertas del Chelsea a Cesc Fàbregas, cuyo traspaso al club londinense ya es oficial. Pero hubo un tiempo no demasiado lejano en el que la relación entre el ya ex jugador del Barça y el que fuera entrenador del Real Madrid estuvo marcada por sus piques y desencuentros. El centrocampista de Arenys se convirtió en uno de los jugadores del vestuario culé que más sacó las uñas ante las reiteradas provocaciones del portugués.

Mou presumió en su despedida merengue de haber “dañado al fútbol español porque he sido el entrenador que ha roto la hegemonía del Barça”, pero se encontró con la réplica de Cesc: “No se ha acabado la hegemonía del Barça. Hemos ganado la Liga haciendo 100 puntos y hemos superado en 15 puntos al segundo clasificado (Real Madrid) … “, dijo.

Cesc también dio réplica, y de forma muy contundente, a José Mourinho, quien dijo que “este es el peor Barça en muchos años”. “Que se meta en sus asuntos”, le contestó el centrocampista catalán, harto de escuchar las ofensas del ex técnico del Madrid, quien también se metió con Arsène Wenger, un entrenador al que Cesc tiene un enorme respeto tras coincidir ambos en el Arsenal, y al que Mou tildó de “experto del fracaso”.

“Mourinho debería hablar del Chelsea. No creo que deba hablar de otras cosas, no es asunto suyo”, afirmó el de Arenys, que siguió atizando a Mou: “Si tenemos que estar motivados por los comentarios de Mourinho no jugamos al fútbol. Algunas personas quieren que fracasemos todo el tiempo, algunas personas han estado hablando demasiado y por unos días tendrán que callar”, dijo Cesc en clara alusión a Mourinho.

Roces dialécticos y también físicos

No sólo hubo roces dialécticos entre el entrenador portugués y Cesc, también los hubo físicos, como sucedió en la vuelta de la Supercopa de España de 2011 que el Barça le ganó al Real Madrid (3-2). Mourinho, el entonces técnico merengue, estuvo fuera de sí. Corría el minuto 93 de partido, Marcelo derribó a Cesc con una durísima entrada. Lejos de recriminar la acción a su defensa, que vio la roja directa, Mou se dirigió hacia Cesc, que yacía en el suelo con claros gestos de dolor, para poner su zapato a la altura de la cabeza de Fàbregas. Se montó una gran tangana y Mou le metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova, el que fuera segundo de Pep Guardiola.

Mourinho también encajó fatal que el Barça conquistara el Mundial de Clubs en diciembre de 2011 y soltó que “es mucho más importante ganar la Champions que esos dos partidillos que se juegan después de conquistar la Liga de Campeones”. Cesc no tardó en responderle: “Si fueron partidillos es que nosotros jugamos muy bien esos partidos. Nosotros, a lo nuestro. A callar y a jugar al fútbol. El resto que hablen, que no nos interesa”.

Cesc dijo que “sabemos cómo es Mourinho. Si tiene que hablar del Barça o de Pepe, me importa muy poquito”. Cuando Mou abandonó el banquillo del Real Madrid tras finalizar la temporada 2012-13 para fichar por el Chelsea, Cesc se mostró aliviado por el regreso del portugués a la Premier ya que el equipo blanco no iría tan “al límite”. “Seguro que ahora el entrenador (Carlo Ancelotti) no se enfada porque un jugador del Real Madrid hable con uno del Barça, Ahora, lo que es seguro, es que nos vamos a enfrentar a otro Real Madrid. Sin duda, el anterior (con Mourinho) iba al límite”, destacó el de Arenys.

Incluso Cesc se atrevió a dar un consejo a Mou sobre Álvaro Morata, canterano merengue con el que apenas contó: “Morata salió cinco minutos e hizo el gol. A veces son decisiones inexplicables pero pasa por alguna razón. Hay que dar las oportunidades al chico”, agregó el ya ex jugador del Barça, quien ahora no ha dudado en irse con su ‘enemigo’ Mourinho.

Traiciona al Arsenal

Con su marcha al Chelsea, Cesc culmina una traición al Arsenal, club en el que militó durante ocho años y en el que se formó como jugador profesional. Un día después de su presentación oficial con el FC Barcelona, en agosto de 2011, el catalán se despidió públicamente de sus compañeros del Arsenal y de la afición a través de la red social Twitter. “Una vez ‘gunner’, siempre ‘gunner'”, aseguró el de Arenys, quien ya luce muy sonriente su nueva camiseta ‘blue’.

 

You may also like

La “H” no jugará ningún partido amistoso antes de la Copa Oro

El Secretario de la Federación de Fútbol de