Los Clippers dejan a los Wolves casi definitivamente sin playoffs

Los Clippers dejan a los Wolves casi definitivamente sin playoffs

- in Deportes
0

1396330098_026583_1396330372_noticia_grandeMinnesota se despide casi definitivamente de los playoffs. Está a ocho triunfos de Memphis y le quedan nueve partidos. Imposible. Ni las ausencias de Blake Griffin y Jamal Crawford por lesión evitaron la derrota de los Wolves (104-114). “Lo dije antes del partido. Mantengamos el tren en marcha. No hay excusas”, arengaba Chris Paul a los suyos. Y no tuvieron piedad: récord de rebotes para DeAndre Jordan (24 rechaces) con los que atosigar un poco más a Oklahoma, segunda en el Oeste con dos triunfos más que la franquicia californiana.

Fue una mala noche para los Wolves y para Ricky Rubio: el base estuvo negado en el tiro (3 puntos con 1 de 6 en lanzamientos), aunque repartió siete asistencias, y también cedió un poco en su lucha con Chris Paul por ser el mejor ladrón de la NBA. Rubio robó un balón, mientras que el base clipper acabó con tres (más 22 puntos y 9 asistencias).

Los Clippers estuvieron entonados desde la línea de triples (12 de 30) y sentenciaron el partido en el tercer cuarto con un parcial de 31-5. Los Wolves habían llegado con vida a ese asalto (59-57), pero Collison anotó 16 puntos en ese cuarto (acabó con 22) con siete de sus ocho lanzamientos terminaron dentro. Pusieron el pie en el acelerador y en un suspiro… 64-86.

Los Clippers cerraron marzo con un balance de 13-2, su segunda mejor marca de siempre, y han ganado 16 de sus últimos 18 partidos. En cambio, los Wolves se quedan sin cumplir el sueño del playoff una temporada más (no llegan a la postemporada desde 2004). Love anotó dos tiros libres (cerró el partido con 20 puntos y 13 rebotes) y superó los 465 tiros desde la línea de 4,60 que anotó Tom Gugliotta en la temporada 1996-97. Nuevo récord de la franquicia. Nikola Pekovic, que reapareció el pasado viernes ante los Lakers, sólo pudo jugar siete minutos. Tuvo de nuevo molestias en su tobillo derecho.

You may also like

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como técnico de la selección de fútbol de Costa Rica, con la misión de clasificar al combinado centroamericano al próximo Mundial de Catar-2022. Matosas, de exitosa trayectoria en el fútbol mexicano, firmó el contrato que lo une al equipo tico en un hotel cercano a la capital, con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos. “Hoy nuestra federación y el señor Matosas hemos llegado a un acuerdo donde los objetivos de ambos convergen”, dijo Villalobos. “Es un gran desafío que me tiene muy entusiasmado”, declaró Matosas tras firmar el contrato. “Lo voy a tomar como si fuera mi propio país”. La firma se hizo en una ceremonia que inició con un video que exaltaba la trayectoria del nuevo entrenador de “la sele”, el cual culminó con la frase “bienvenido profe”. Posteriormente, dos niños de una escuela de fútbol le entregaron la camiseta de “la sele”. El técnico de 51 años ha dirigido 14 clubes en su carrera, y llega a Costa Rica después de una pausa de un año, en la que dijo que se dedicó a estar con su familia. Matosas entró en el radar de la Fedefutbol por su trayectoria en clubes mexicanos, donde obtuvo un bicampeonato con el León y llevó al América a ganar la Liga de Campeones de Concacaf. “Su energía, su perseverancia, carácter, entrega, fuerza, autoridad, conocimiento e inteligencia son las virtudes que lo acompañan y lo hacen merecedor de que toda Costa Rica lo reciba con confianza y optimismo”, expresó Villalobos. – Catar, única opción – El presidente de la Fedefutbol insistió en que el contrato de cuatro años lleva implícita la exigencia de clasificar a Catar. “La exigencia la tenemos clara, no hay otra opción más que ir a Catar, y al Mundial no se va de la noche a la mañana, hay que trabajar”, destacó. Matosas dijo que tiene conocimiento del fútbol costarricense por el tiempo que pasó en México, cuando enfrentó a clubes ticos. Aún así, indicó que antes de iniciar sus funciones el 2 de enero se dedicaría a observar a los jugadores e “ir conociendo un poco más por dentro a la selección”. Lo que lo motivó para aceptar a la selección de Costa Rica, un país con restricciones presupuestarias y salariales, es que le permitirá cumplir su sueño de ir a un Mundial. “Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño”, sostuvo. “La plata no es todo en la vida, a veces los sueños hablan más alto en la vida, más cuando sentís que te van a apoyar. ¿Tenés idea de lo que es ir al Mundial? Va más por el corazón”, explicó. Costa Rica fue eliminada en primera ronda en Rusia-2018, pero en Brasil-2014 llegó a un histórico cuarto de final. El nuevo entrenador sustituirá al costarricense Oscar Ramírez, quien llevó a la selección tica a Rusia. Acompañará a la selección a sus próximos cuatro fogueos ante México (11 de octubre en Monterrey) y Colombia (día 16 en Nueva Jersey), así como ante Chile (16 de noviembre en Rancagua) y Perú (20 de noviembre en Arequipa). En esos amistosos, la ‘sele’ estará dirigida por el técnico interino Rónald González.

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como