Lakers: 9 de 14 para evitar su peor campaña en Los Ángeles

Lakers: 9 de 14 para evitar su peor campaña en Los Ángeles

- in Deportes
0

1395492137_807848_1395492656_noticia_grandeMisión casi imposible. Los Lakers, estos desastrosos Lakers (22-46), tienen que ganar 9 de los 14 partidos de liga regular que les quedan para no firmar la peor campaña de su historia desde que la franquicia reside en Los Ángeles: el 30-52 de 1974-75. El peso de una histórica vergüenza se cierne sobre Mike D’Antoni, Pau Gasol, Steve Nash y compañía. Y teniendo en cuenta su actual trayectoria, se hace muy difícil pensar que los actuales Lakers puedan evitar la infamia de no superar o siquiera alcanzar esas 30 victorias.

¿Por qué? Porque no han sido capaces de enlazar más de tres en lo que va de temporada y sólo han ganado un partido de los ocho últimos. Además, su camino hacia la salvación de la honra no es fácil: aún deben enfrentarse, entre otros, a Knicks, Suns, Blazers, Mavericks, Clippers, Rockets, Warriors, Grizzlies y Spurs, casi nada salvo que alguno de estos equipos llegue a su cita ante los Lakers con los deberes hechos, sin objetivos. Ocho encuentros los disputarán en el Staples (sin ninguna garantía de éxito) y seis fuera. Pueden perder cinco, pero se antoja hercúleo que consigan encajar sólo esas derrotas.

Si no ganaran ningún partido más, la racha actual de victorias de los de púrpura y oro (22) sería la segunda peor de la historia de la franquicia tanto en Minneapolis como en Los Ángeles. En la ciudad que ahora alberga a los Wolves, los Lakers de Vern Mikkelsen completaron la más nefasta: 19-53 en 1957-58. Dos temporadas después, con Elgin Baylor, se quedaron en 25-50.

Y ya en Los Ángeles, en la campaña 1974-75, llegó la marca que ahora amenazan seriamente con superar los Lakers 2013-14. Fue un año de transición, posterior a la retiradas del propio Baylor, Wilt Chamberlain y Jerry West, y a la salida de Jim Cleamons; y previo a la llegada de un tal Lewis Alcindor Jr., conocido como Kareem Abdul-Jabbar, que lo cambiaría todo. El líder del equipo era Jim Price, Connie Hawkins estaba en el ocaso de su carrera y Pat Riley jugador daba el callo. El entrenador, Bill Sharman, un all star cuatro veces campeón con los Celtics de corto, había llevado al título a los Lakers ya como técnico en 1972, con la mencionada constelación de estrellas.

Ahora, los dirigentes angelinos y el técnico Mike D’Antoni podrán quejarse de no haber podido contar con Kobe Bryant la mayoría de la temporada, casi igual que les ha ocurrido con Steve Nash, y de haber sufrido una tremenda plaga de lesiones. Pero, pese al intento fallido de reunir un big four con Bryant, Nash, Howard y Gasol la pasada Liga, en la planta noble las cosas se están haciendo mal desde hace tiempo y urgen soluciones para que la segunda franquicia más laureada de la historia de la NBA (16 títulos y 15 subcampeonatos) deje de arrastrarse por la canchas y de protagonizar marcas negativas.

You may also like

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como técnico de la selección de fútbol de Costa Rica, con la misión de clasificar al combinado centroamericano al próximo Mundial de Catar-2022. Matosas, de exitosa trayectoria en el fútbol mexicano, firmó el contrato que lo une al equipo tico en un hotel cercano a la capital, con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos. “Hoy nuestra federación y el señor Matosas hemos llegado a un acuerdo donde los objetivos de ambos convergen”, dijo Villalobos. “Es un gran desafío que me tiene muy entusiasmado”, declaró Matosas tras firmar el contrato. “Lo voy a tomar como si fuera mi propio país”. La firma se hizo en una ceremonia que inició con un video que exaltaba la trayectoria del nuevo entrenador de “la sele”, el cual culminó con la frase “bienvenido profe”. Posteriormente, dos niños de una escuela de fútbol le entregaron la camiseta de “la sele”. El técnico de 51 años ha dirigido 14 clubes en su carrera, y llega a Costa Rica después de una pausa de un año, en la que dijo que se dedicó a estar con su familia. Matosas entró en el radar de la Fedefutbol por su trayectoria en clubes mexicanos, donde obtuvo un bicampeonato con el León y llevó al América a ganar la Liga de Campeones de Concacaf. “Su energía, su perseverancia, carácter, entrega, fuerza, autoridad, conocimiento e inteligencia son las virtudes que lo acompañan y lo hacen merecedor de que toda Costa Rica lo reciba con confianza y optimismo”, expresó Villalobos. – Catar, única opción – El presidente de la Fedefutbol insistió en que el contrato de cuatro años lleva implícita la exigencia de clasificar a Catar. “La exigencia la tenemos clara, no hay otra opción más que ir a Catar, y al Mundial no se va de la noche a la mañana, hay que trabajar”, destacó. Matosas dijo que tiene conocimiento del fútbol costarricense por el tiempo que pasó en México, cuando enfrentó a clubes ticos. Aún así, indicó que antes de iniciar sus funciones el 2 de enero se dedicaría a observar a los jugadores e “ir conociendo un poco más por dentro a la selección”. Lo que lo motivó para aceptar a la selección de Costa Rica, un país con restricciones presupuestarias y salariales, es que le permitirá cumplir su sueño de ir a un Mundial. “Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño”, sostuvo. “La plata no es todo en la vida, a veces los sueños hablan más alto en la vida, más cuando sentís que te van a apoyar. ¿Tenés idea de lo que es ir al Mundial? Va más por el corazón”, explicó. Costa Rica fue eliminada en primera ronda en Rusia-2018, pero en Brasil-2014 llegó a un histórico cuarto de final. El nuevo entrenador sustituirá al costarricense Oscar Ramírez, quien llevó a la selección tica a Rusia. Acompañará a la selección a sus próximos cuatro fogueos ante México (11 de octubre en Monterrey) y Colombia (día 16 en Nueva Jersey), así como ante Chile (16 de noviembre en Rancagua) y Perú (20 de noviembre en Arequipa). En esos amistosos, la ‘sele’ estará dirigida por el técnico interino Rónald González.

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como