Keosseián a punto de cambiar la historia

Keosseián a punto de cambiar la historia

- in Deportes
0

ASDFSAD

Cuando Manuel Keosseián llegó, la palabra descenso fue lo que más escuchó. Descenso por aquí y por allá. Fue llamado nuevamente para salvar a Marathon que, ha arrastrado una crisis después de coronarse en el Apertura 2009-2010.

Con 16 jornadas disputadas del Torneo Clausura, el “Bigotón” está a punto de salvar al “Monstruo” y además clasificarlo al repechaje del campeonato. Con la victoria conseguida ante Olimpia, sumó su cuarto triunfo de visita, en casa solamente le ha ganado al Victoria. Tiene 21 puntos en la tabla y ha superado a la “Jaiba” (20) y a Parrillas One (19).

La crisis de la institución sampedrana está a punto de terminar, pero para lograrlo tuvieron que pasar siete entrenadores nacionales y dos extranjeros.

UNA CAMINO LLENO DE ESPINAS
Manuel Keosseián llegó a Marathon y lo coronó campeón en tres ocasiones, pero así como el uruguayo llevó a la gloria al equipo verde, así le dio la espalda en el 2010.

Luego de lograr los títulos del Apertura 2007-2008, Apertura 2008-2009 y Apertura 2009-2010, el técnico uruguayo decidió dejar al “Monstruo” cuatro días antes de que arrancara el Clausura 2009-2010.

Desde ese momento, la crisis deportiva y económica del equipo sampedrano fue una realidad. “Manolo” se encargó de destapar los problemas por los que pasaba la institución verdolaga. Su salida se debió a la falta de pago, no solo a él, sino que también a los jugadores.

Fue blanco de críticas al abandonar al club sampedrano en un momento así. Al “rescate” llegó Nicolás Suazo, quien ya había logrado una copa con Marathon en el 2005, “Nico” solo fungió como técnico interino, mientras se daba la contratación de otro entrenador; y así sucedió, Edwin Pavón tomó la dirección del conjunto verdolaga.  Cabe mencionar que sin mucho éxito.

Pavón no logró cumplir con las exigencias de los dirigentes de Marathon y tuvo que salir por la puerta de atrás, la directiva pidió a Nicolás que se quedara al frente del equipo, mientras llegaba el próximo entrenador: José de la Paz Herrera, pero éste al caer y ser eliminado por Olimpia en las semifinales del Torneo Clausura 2010-2011 dejó de ser DT verdolaga.

El posible regreso de Manuel Keosseián sonó fuerte y fue un hecho su llegada. El “Bigotón” se enfiló de nuevo para buscar su cuarto título al frente de la institución sampedrana.  A Marathon se le negaban las copas y la crisis se seguía acrecentando. Keosseián dejó Honduras nuevamente y ahora el encargado de levantar al “Monstruo” sería su compatriota Fernando Fadeville, no pasó nada con el otro uruguayo, segundo entrenador extranjero que lo intentó con el “Monstruo”, pero no convenció a los aficionados y mucho peor a la dirigencia.

Ya el nombre de Ramón Maradiaga sonaba y se rumoreaba que llegaría al banquillo verde. “Primi” fue nombrado, la dirigencia le apostó al ex DT del Motagua, Real España y Victoria, para esa época, al igual que en el actual 2014, Marathon se reforzó con más de ocho jugadores para encarar los torneos de Liga Nacional.
En la era de Maradiaga se unieron José Mendoza, Manuel Doño, Luis Castro, Vicente Solórzano, Mauricio Rápalo, Michel Rivera, Randy Diamond, Júnior Sandoval y Rony Flores; fueron dados de baja Bani Lozano, Yobani Ávila, Rommel Murillo, Luis Ramírez, Jerry Palacios, Orvin Paz, Carlos Sánchez, Kurt Cárcamo, Denis Suazo, Víctor Moncada y Alex Herrera.

Para el equipo verdolaga fue una época de altos y bajos, en el Apertura 2012-2013, con Maradiaga, logró llegar a la final, pero sin lograr el título. Ante Olimpia se perdió la copa. Para el Clausura “Primi” fue despedido y precisamente cuando estaba en puerta el clásico sampedrano, para dicho juego, Mauro Reyes, el segundo asistente de “Primi” estuvo al frente, sacó una victoria, pero ya en la “Cueva del Monstruo” estaban a la espera, por tercera vez, de “Manolo”.

Y retornó el “Bigotón”, pero la historia se volvió a repetir. Tras la mala campaña, el uruguayo se rehusó a seguir en el banco. Se dieron diferentes situaciones en el entorno que obligaron al charrúa a abandonar el “barco”.

Carlos Martínez, quien había hecho una gran campaña al frente del Vida, cumplía su sueño y el presidente Yankel Rosenthal le daba la confianza de dirigir a un grande del fútbol hondureño, tampoco logró coronarse con el conjunto sampedrano y por los malos resultados salió, dejándole un equipo a cuestas a Mario Beata, quien debutaría como entrenador con el Apertura 2013-2014 ya echado a andar. Beata dejó tal cual al equipo; en zona de descenso.

¡Otra vez, otra vez! Manuel Keosseián por amor, por un fuerte sentimiento volvió al equipo de sus amores. A la institución que lo hace llorar y rabiar. Para el Torneo Clausura, que está en juego, el charrúa prometió que salvaría al conjunto verdolaga y además que lograría su cuarto título en Honduras… ¡Está cerca de cumplir!

You may also like

La Fenafuth ya analiza varios Curriculum de entrenadores para la “H”

El secretario de la Federación Nacional de Fútbol,