George y los Pacers adelantan a unos Wizards bochornosos

George y los Pacers adelantan a unos Wizards bochornosos

- in Deportes
0

1399694094_545424_1399694293_noticia_grande

El juego y las sensaciones parecían estar del lado de los Wizards tras su brillante arranque en las semifinales del Este, pero en tres días los Pacers han dado la vuelta a la tortilla ante un rival que parece haber tocado fondo -será difícil que lo haga peor- en el tercer partido de la serie disputado en la capital deEstados Unidos: 63-85 y 2-1 para Indiana. En uno de los peores encuentros de lo que va de playoffs, posiblemente el peor, los Pacers recuperaron algunas de sus señas de identidad, sobre todo en defensa, y gracias a la explosión de Paul George (23 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 3 robos) y a la confirmación de la mejoría de Hibbert (15 tantos y 5 capturas), dejaron en ridículo a unos Wizards que firmaron su anotación más baja en playoffs, igualando la cuarta peor de la historia de la NBA en postemporada desde que se implantó el reloj de tiro de 24 segundos (1954-55).

Las paupérrimos series de lanzamientos de campo (24/73-32,9%), y de tiros libres (11/21-52,4%) fueron una losa para el equipo capitalino. Nené (3/14), Beal(6/19), Gortat (2/7), Wall (6/13)… Muy malos números, especialmente preocupantes en el caso del base all star, que además sumó 7 de las 17 pérdidas de los Wizards. Mérito de los Pacers, que supieron anular las conexiones de su rival e incomodaron a los pívots, Nené y Gortat, que tantos problemas les habían dado hasta ahora.

La primera parte fue lamentable, sin paños calientes. De hecho, hasta ahora sólo se habían visto 12 partidos de playoffs con 67 puntos o menos combinados entre dos equipos en los primeros 24 minutos. Fueron los que sumaron entre Indiana y Washington (33-34). Los cinco rebotes ofensivos de un Ariza que fue de más a mucho menos, el trabajo de intendencia de Hilly la implicación de Hibbert fueron los únicos aspectos salvables de esos insufribles dos cuartos. Bueno, y la regularidad de George, poco ruidosa pero muy efectiva.

El hundimiento definitivo de los Wizards vino después, con un 0-12 rematado por Hibbert al que ya no supo cómo responder el técnico Randy Wittman, que vio como su equipo estuvo cinco minutos sin anotar y perdió el dominio de los rebotes. El último periodo ya sobró. Ni el arranque de rabia de un desacertado Beal evitó el enfado y los pitos del público del Verizon Center, que se marchó en masa tras un triple de George que ponía un 75-58 ya imposible de remontar a 3:34 del final. La serie puede ir para largo si Washington espabila y se lo cree, pero este partido puede cambiar el signo de una eliminatoria que ahora dominan Fran Vogel e Indiana, para tranquilidad y mayor gloria del presidente Larry Bird.

You may also like

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como técnico de la selección de fútbol de Costa Rica, con la misión de clasificar al combinado centroamericano al próximo Mundial de Catar-2022. Matosas, de exitosa trayectoria en el fútbol mexicano, firmó el contrato que lo une al equipo tico en un hotel cercano a la capital, con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos. “Hoy nuestra federación y el señor Matosas hemos llegado a un acuerdo donde los objetivos de ambos convergen”, dijo Villalobos. “Es un gran desafío que me tiene muy entusiasmado”, declaró Matosas tras firmar el contrato. “Lo voy a tomar como si fuera mi propio país”. La firma se hizo en una ceremonia que inició con un video que exaltaba la trayectoria del nuevo entrenador de “la sele”, el cual culminó con la frase “bienvenido profe”. Posteriormente, dos niños de una escuela de fútbol le entregaron la camiseta de “la sele”. El técnico de 51 años ha dirigido 14 clubes en su carrera, y llega a Costa Rica después de una pausa de un año, en la que dijo que se dedicó a estar con su familia. Matosas entró en el radar de la Fedefutbol por su trayectoria en clubes mexicanos, donde obtuvo un bicampeonato con el León y llevó al América a ganar la Liga de Campeones de Concacaf. “Su energía, su perseverancia, carácter, entrega, fuerza, autoridad, conocimiento e inteligencia son las virtudes que lo acompañan y lo hacen merecedor de que toda Costa Rica lo reciba con confianza y optimismo”, expresó Villalobos. – Catar, única opción – El presidente de la Fedefutbol insistió en que el contrato de cuatro años lleva implícita la exigencia de clasificar a Catar. “La exigencia la tenemos clara, no hay otra opción más que ir a Catar, y al Mundial no se va de la noche a la mañana, hay que trabajar”, destacó. Matosas dijo que tiene conocimiento del fútbol costarricense por el tiempo que pasó en México, cuando enfrentó a clubes ticos. Aún así, indicó que antes de iniciar sus funciones el 2 de enero se dedicaría a observar a los jugadores e “ir conociendo un poco más por dentro a la selección”. Lo que lo motivó para aceptar a la selección de Costa Rica, un país con restricciones presupuestarias y salariales, es que le permitirá cumplir su sueño de ir a un Mundial. “Hoy estoy un paso más cerca de ese sueño”, sostuvo. “La plata no es todo en la vida, a veces los sueños hablan más alto en la vida, más cuando sentís que te van a apoyar. ¿Tenés idea de lo que es ir al Mundial? Va más por el corazón”, explicó. Costa Rica fue eliminada en primera ronda en Rusia-2018, pero en Brasil-2014 llegó a un histórico cuarto de final. El nuevo entrenador sustituirá al costarricense Oscar Ramírez, quien llevó a la selección tica a Rusia. Acompañará a la selección a sus próximos cuatro fogueos ante México (11 de octubre en Monterrey) y Colombia (día 16 en Nueva Jersey), así como ante Chile (16 de noviembre en Rancagua) y Perú (20 de noviembre en Arequipa). En esos amistosos, la ‘sele’ estará dirigida por el técnico interino Rónald González.

El uruguayo Gustavo Matosas firmó este martes como