Fuleco toma el relevo

Fuleco toma el relevo

- in Deportes
0

2355607_full-lnd

El balón aún no ha comenzado a rodar en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, pero el certamen ya ha producido su primera estrella. Desde su presentación como la Mascota Oficial de Brasil 2014, en septiembre de 2012, Fuleco ha tenido una gran aceptación e, independientemente de lo que suceda sobre el terreno de juego, seguro que anima la fiesta con su desbordante personalidad.

Este vital armadillo es el continuador de la colorista tradición de las mascotas de la Copa Mundial de la FIFA, que comenzó hace 48 años y ha proporcionado algunos personajes memorables. HONDURAS SOCCER repasa, una a una, todas las mascotas de la historia.

Inglaterra 1966: Willie
La primera y para muchos la mejor Mascota Oficial de la Copa Mundial de la FIFA. Willie, el león de Inglaterra, lucía una camiseta con la bandera de su país y las palabras “World Cup” (Copa Mundial) en el pecho, y representaba un símbolo tradicional del país organizador de la cita de 1966. El éxito cosechado convirtió a Willie en el pionero de las mascotas de los grandes acontecimientos deportivos y puso el listón muy alto a sus numerosos sucesores.

México 1970: Juanito
Después de Willie vino Juanito, un chaval engalanado con un sombrero mexicano, en el que se leía  “México 70”, y la famosa camiseta verde del Tri. Juanito fue una mascota radiante, como corresponde a la primera Copa Mundial de la FIFA retransmitida en color.

República Federal de Alemania 1974: Tip y Tap
La nación organizadora de la edición de 1974 decidió mantener la misma temática, aunque en esta ocasión no utilizó la figura de un niño, sino de dos, vestidos ambos con la tradicional camiseta blanca de la selección alemana. Tip portaba las letras WM (Weltmeisterschaft, Copa Mundial en alemán) y Tap el número 74. El alegre dúo ofreció una imagen de unidad y amistad que se retomó 32 años después.

Argentina 1978: Gauchito
Por tercera vez consecutiva, se optó por la imagen de un jovencito entusiasta. Gauchito también lució el uniforme de la selección nacional del país anfitrión. Llevaba además un sombrero, en el que se leía  “ARGENTINA 78”, y un pañuelo al cuello, característicos ambos del traje tradicional de los gauchos; y en la mano derecha, un látigo.

España 1982: Naranjito
La edición española tuvo un aire más afrutado con Naranjito, resplandeciente con los colores de su selección nacional y una amplia sonrisa.

México 1986: Pique
En su segunda edición como anfitriona, México mantuvo el sombrero, pero esta vez no lo llevaba un niño, sino un chile gigante. Pique lucía además el inevitable bigote mexicano y dio continuidad al tema de las frutas y verduras que inició Naranjito.

Italia 1990: Ciao
Italia 1990 marcó un punto de inflexión, puesto que dejó de lado la imagen tradicional de la mascota y se decantó por un diseño más moderno. Ciao, como el saludo italiano, fue la primera mascota sin cara, y la única hasta la fecha. En su lugar, los diseñadores optaron por una figura humana formada por cubos con los colores de la bandera italiana, y un balón de fútbol por cabeza.

Estados Unidos 1994: Stryker
En la edición de 1994, fue el público el que eligió la mascota para el certamen. La afortunada fue Stryker, un simpático perro vestido con el uniforme de su selección y con el logotipo de la competición en la camiseta.

Francia 1998: Footix
En 1998, Francia recuperó la esencia de Willie con un símbolo nacional por excelencia, el gallo. Footix ha sido una de las mascotas más vistosas hasta la fecha, tenía el cuerpo de un azul intenso, la cabeza roja y el pico amarillo. La colorista guinda de un certamen memorable.

Corea/Japón 2002: los Spheriks (Ato, Kaz y Nik)
La primera Copa Mundial de la FIFA del nuevo milenio trajo consigo el primer trío de mascotas. Tres figuras de vivos colores (naranja, púrpura y azul) con un aspecto futurista, muy acorde con los países anfitriones, siempre en vanguardia de la innovación. En su planeta, Ato, Kaz y Nik practicaban el Atomball, un deporte muy parecido al fútbol. Ato era el entrenador, y Kaz y Nik sus jugadores. Sus nombres se eligieron a través de Internet y en los establecimientos McDonald’s de Corea y Japón.

Alemania 2006: Goleo VI y Pille
Los usuarios de FIFA.com eligieron recientemente a Goleo VI y Pille como las mejores mascotas de las cinco últimas Copas Mundiales de la FIFA, lo que demuestra el afecto que aún despierta el dúo protagonista de 2006. Tras la alta tecnología que derrochó 2002, Goleo y Pille representaron el regreso a una forma más tradicional de mascota. Alemania 2006 también supuso la vuelta del león, al que esta vez pudimos ver acompañado por un balón de fútbol que no paraba de hablar.

Sudáfrica 2010: Zakumi
El nombre de este amable leopardo está compuesto por la sílaba “ZA” (las siglas de Sudáfrica) y la palabra “kumi”, que significa ’10’ en varios idiomas africanos. Zakumi es un apasionado del fútbol que se ha teñido el pelo de color verde en un intento por confundirse con el césped. Aunque no parece muy probable que pueda pasar desapercibido.

Brasil 2014: Fuleco
Finalmente la mascota del momento. Fuleco nació el 1 de enero de 2000 (el primer armadillo de tres bandas que nace en este nuevo milenio). El nombre Fuleco surge de la fusión de ‘futeol’ y ‘ecología’. El caparazón que lo protege ha evolucionado para representar la belleza natural de Brasil, la cual estoy comisionado a proteger. Los tonos azules representan el cielo y el agua clara que hay dentro y rodeando Brasil, que está lleno de vida.

You may also like

La “H” no jugará ningún partido amistoso antes de la Copa Oro

El Secretario de la Federación de Fútbol de