Bonilla y Guevara, dos “lobos” de finales

Bonilla y Guevara, dos “lobos” de finales

- in Deportes
0

p18mo5eauh1ilg1lfq1qct14k7dqa5

Marathon llega a la final del Torneo Clausura contra Olimpia con jugadores han vivido la experiencia de pelear un título, entre ellos Oscar Armando Bonilla y Amado Guevara.

Ente ambos estamos hablando de casi  24 finales, 15 para el  “Pescado” y 9 para el Lobo, en su mayoría las disputadas las ganaron.

Temor
En el caso de Bonilla, quien  con el Marathon ganó  dos campeonatos, espera que esta sea la tercera.

Oscar Bonilla en general ha ganado nueve; seis con los albos, dos con los verdes y una con el Platense. Aunque cree que los títulos se quedan en los clubes llamados grandes y Marathon tiene esa opción ahora.

“Dicen que las finales no se juegan, se ganan”, dijo con seguridad el experimentado deportista quien ha defendido la camisola del Olimpia, Platense, Real España y Victoria, entre otros.
Dejo claro que esos partidos se juegan con coraje, inteligencia y dientes apretados, también el agregado del futbolístico pero sobre todo la concentración durante los 180 minutos.

Sobre el rival de mañana, dijo que es el equipo más ganador del país, el cual hace inversiones para tener buenos jugadores por lo tanto se vuelve difícil encararlos.

Aunque para él (Pescado) Olimpia no es el mismo de otros años en la parte futbolística porque en este certamen ha venido de más a menos, teniendo partidos buenos y no cerró bien las vueltas regulares,  “pero Olimpia es Olimpia donde se pare”.

Con la tranquilidad que le característica a Bonilla, respondió que no le teme al Olimpia, solo a Dios. “Yo estuve en ese lado y el club ha tenido años buenos pero también temporadas malas, entonces porque temerle”.

Séptima 
Por su parte el Lobo Guevara, dijo que las finales se debe jugar bien, independientemente quien sea el rival y este caso es el Olimpia.

Amado, quien también posee un gran recorrido en este tipo de finales llega a la séptima que disputará ante los albos, ganando cinco y perdió una.

Guevara, tomaría un título de campeón a esta altura de su carrera como una bendición de Dios, porque estuvo seis meses inactivos, además ha sido un torneo bien difícil para el plantel esmeralda.

Sobre Olimpia dijo que varios de sus futbolistas están curtidos de jugar este tipo de encuentros, por lo tanto no se pueden relajar y deben estar atentos los  180 minutos o si es posible más.

“Las finales se juegan con la cabeza, no desesperarse porque los minutos se pueden alargar y el club ya tiene la fórmula de ser paciente porque en el cualquier momento puede darse el gol”, apuntó.

Amado desde el 2011 no juega una final y precisamente esa se la ganó a los leones con el Motagua.

You may also like

Xolos de Tijuana sin merecer venció a un aguerrido Motagua

El juego de ida de octavos de final