Barcelona gana y pone presión a los equipos de Madrid

Barcelona gana y pone presión a los equipos de Madrid

- in Deportes
0

1622882_10152445605029305_930086296_nDeprimido el ambiente desde que se rompió Víctor Valdés a los 20 minutos, el Barcelona cumplió sin aspavientos el trámite del Celta, apenas salvado por el renacer de Neymar, tan puesto en duda en los últimos tiempos que necesitaba una noche como esta.

Lo que se aventuraba una noche especial, a la espera de los duelos posteriores de Real Madrid y Atlético, quedó con un pozo de tristeza, alarmado por las noticias del portero lesionado y sumando los tres puntos probablemente más tristes de los últimos tiempos.

El equipo de Luis Enrique fue poco menos que un fantasma en el Camp Nou. A los cinco minutos Neymar ya había marcado el 1-0 y el primer cuarto de hora mostró a un Barça alegre, enchufado por su buen momento de juego ante el que el Celta poco podía oponer. Pero la noche se rompió a los 20 minutos.

Una caída de Orellana al límite del área la señalizó inicialmente el árbitro como penalti, decisión que varió por la indicación del asistente, quien le indicó que la falta fue fuera del área. Ese cambio, curiosamente, desembocó en la tragedia de Valdés, que se lesionó en el lanzamiento directo, de manera individual y fortuita. Cayó mal sobre la pierna derecha y estalló en dolor.

Ahí la fiesta acabó. De golpe. La cara de preocupación inmediata de Andrés Iniesta dejó claro que el equipo estaba tocado. Pasaron nueve minutos hasta que el manchego encontró un pasillo por el que se coló Lionel Messi y el ’10’ acudió a su cita con el gol para anotar el 2-0 y cerrar el partido. Ya no había dudas deportivas y sólo se pensaba en Valdés.

Podía esperarse de entrada a que Messi marcase otro hat-trick para sumar un nuevo récord a su libro: anotar tres goles durante tres jornadas consecutivas, algo que sólo hizo en la temporada 1934-35 Lángara, futbolista del Oviedo, pero esa ilusión quedó apagada rápidamente en un partido funcionarial. Sin más.

SUSTO Y A CASA
El encuentro no tuvo discusión deportiva posible y sirvió, al menos, para comprobar que Pinto es totalmente fiable de cara a este trascendente final de temporada. El veterano portero realizó hasta tres paradas de mucho mérito, y dio un susto brutal a la grada al estrellarse de mala manera contra el poste.

Fue en una cesión de Sergi Roberto, que había sustituido a Iniesta por precaución, que Pinto rechazó con la mala fortuna que fue a estrellar el balón ante el delantero del Celta. Volvió a toda prisa hacia la portería, resbaló, y su rodilla izquierda chocó contra el poste.

Durante un par de minutos pareció que la mala suerte se multiplicaba con su lesión. Pero el susto no pasó de ahí. Acabó el andaluz el partido sin más problemas y finalizó el encuentro sin más historia, con un segundo gol de Neymar que certificaba una victoria imprescindible.

El Barça cumplió con lo esperado sin alardes. Tras la alegría de Madrid se esperaba una noche de fiesta pero ésta se apagó a los 20 minutos. Los puntos se quedaron como se esperaba en el Camp Nou. Sin más historia.

You may also like

Olimpia logró rescatar un punto en Costa Rica ante los Red Bull

Tras un primer tiempo para el olvido, Olimpia